viernes, 12 de julio de 2013

No solo para caza: binoculares con telémetro para censos de fauna


Figura 1. Transecto de censo a bordo de un barco empleando el método Distance con la ayuda de telémetro Geovid de Leica. Junio 2013. La línea blanca indica el sentido de la marcha del transecto,en este caso del barco y lo que se anota mediante el ángulo respecto del trayecto sobre el transportador que aparece en la imagen es la localización del animal (flecha), cuya distancia se estima con el telémetro.



Los telémetros han sido materiales de interés para la medición a distancia de objetos, sean animados o inanimados. Esencialmente se han comercializado en los últimos años como elemento indispensable para la caza mayor, dada la necesidad de ajustar la distancia y ángulo de tiro para los disparos con mira telescópica a larga distancia. No obstante existen más utilidades que esta para estos fantásticos aparatos, de coste considerable dicho sea de paso, que permiten combinar unos binoculares de primera calidad con una medición laser precisa del objeto observado. Se trata de los censos lineales siguiendo el método 'Distance'

Qué es el distance sampling?

Resumiendo mucho, el método de censo Distance es una técnica utilizada para la estimación del tamaño o densidad de poblaciones animales o vegetales que tiene en cuenta la distancia a la que se detectan los contactos desde el itinerario de censo. Con esos datos se puede calcular la población estimada, además de resultados de carácter relativo en relación a distancia o área. La mayoría de estos análisis se hacen mediante el software gratuito 'Distance' de la Universidad de Saint Andrews, Escocia.

Tanto el software como manuales de uso se pueden descargar gratuitamente. El diseño de los censos es esencial para obtener buenos resultados y tiene que tener asociada un 'ámbito' de censo georeferenciable. Tiene en cuenta la probabilidad de detección, para lo cual el programa analiza las distancias observadas desde el recorrido de censo, asumiendo que todos los objetos 'delante' nuestro y a distancia cero son observados y que contra más lejos, menos posibilidades de verlos tenemos.

Esa consideración de la detectabilidad hace que los resultados de este método sean más finos y fiables que los que podamos extrapolar de un censo con banda por ejemplo de 25 metros y del que podamos extraer densidades de aves/10Ha como se hace habitualmente en los inventarios kilométricos de abundancia (IKA). Y que, por ejemplo, para censar una colonia de aves nidificantes, no sea necesario contar todos los nidos sino que un muestreo de una parte de la misma usando este método, permita obtener resultados fiables y con una mejor relación coste/beneficio.


Figura 2. Transecto que cubre un área determinada del que se estiman las distancias perpendiculares al mismo de los objetos detectados (puntos). Este es el tipo de datos que requiere el método Distance (Fuente: Burnham, K.P., D.R. Anderson, and J. L. Laake. 1980. Estimation of density from line transect sampling of biological populations. Wildlife Monographs No. 72)

Si bien en censos de plantas o nidos se puede llegar a estimar la distancia al objeto a censar con la ayuda de métodos manuales como una cinta métrica, para el censo de animales que huyen a distancia o a los que se ve fugazmente, es necesario un telémetro para estimar la distancia a la que se han detectado.

Figura 3. Método Distance aplicado al censo de una colonia de gaviota patiamarilla (Larus michahellis) en el delta de l'Ebre, Tarragona. Abril 2012. Se determina la distancia perpendicular del nido al transecto efectuado mediante una cinta métrica. Es la única manera factible de censar una colonia de entre 8000-10000 parejas que de otra forma supondría una relación coste-beneficio no asumible.

Es muy útil el uso de telémetros pues, para el censo de aves o mamíferos salvajes (ver un ejemplo de censo de passeriformes endémicos de Nueva Zelanda aquí).

Si bien he tenido la oportunidad de trabajar con diversos telémetros con o sin aumentos en el pasado, en el decurso de una visita organizada por Esteller a la fábrica de Swarovski a Austria en Julio de 2013 he podido comparar su producto en este campo, el EL-range con el uso que laboralmente hemos efectuado de un producto de su competencia, el Leica Geovid HD 10x42.

Rangefinders

Disponer de una medición de distancia dentro de lo que estás observando es una delicia y una facilidad dentro de los trabajos que empleen el método distance. No hay que tener un telémetro simple y unos binoculares sino que todo va integrado. Suele aparecer en el campo visual una marca de color rojo (cuadrada en Leica, redonda en Swarovski, figura 4) que con una segunda presión sobre el botón que hay en la parte superior del equipo produce una distancia entre el telémetro y el animal

Figura 4. Aunque primariamente usados para la caza y con interés a priori poco naturalista por estos rebecos (Rupicapra rupicapra), los telémetros como el EL-Range o el  Geovid tienen un uso científico indudable (Foto: Swarovski).


En el caso de animales que tienes en la misma superfície o plano, la distancia que marca el telémetro es la que nos interesa en cuanto al método de censo, dado que es la del mismo plano horizontal (figura 5). Pero ¿qué pasa si el ave está volando (o un mamífero está en un risco adyacente, figura 6)? Que la distancia horizontal no es la que te mide el telémetro, sino que viene modelada por un ángulo de observación, como si fuera un triángulo en el que estamos midiendo la hipotenusa y nos interesa la base del mismo.

Figura 5. En un animal en el mismo plano, distancia medida y real es la misma (Fuente: Swarovski)

Figura 6. Si el ave o mamífero está volando o elevado, la distancia que medimos es la hipotenusa. Sabiendo el ángulo respecto del plano de censo podemos estimar la distancia que nos interese, sea la base o la altura (Fuente: Swarovski)

La desviación del contacto respecto del rumbo de censo se mide con un portaángulos o brújula (figura 1), que luego nos permitirá saber la distancia horizontal al rumbo. Si el censo es de animales sobre el mismo plano (cetáceos, mamíferos o aves terrestres) es suficiente. Pero si tenemos aves en vuelo con un determinado ángulo, la distancia que veamos marcada con el telémetro será algo mayor a la real desde el plano de censo, introduciendo un cierto sesgo. Según el rigor o necesidad de afinar los resultados tal vez se puedan despreciar estas diferencias en la distancia detectada, asumiendo que serán incorrectas. Pero si tenemos un producto que nos de el ángulo de observación e incluso una distancia corregida se facilitará el trabajo y podremos homogeneizar las distancias medidas tanto en el plano horizontal como de aves en vuelo (o mamíferos en riscos).

Esto es lo que facilita, y mucho, el modelo EL-Range testado en julio de 2013 que da en pantalla todos estos datos (figura 7), a diferencia del Geovid con el que hemos trabajado hasta la fecha y que solo da distancias  horizontales (aunque al parecer existen otros modelos Geovid de orientación para la caza que dan más datos, aparentemente de no tan directa aplicación a los censos que comentamos).

Figura 7. Parte de la información que aparece en pantalla en el Swarovski EL-Range (Fuente: Swarovski)

Sea cual sea la elección de uno de estos caros pero magnificos instrumentos, será bueno tener en cuenta detalles como los mencionados y que la estimación de distancias a la fauna que observas no necesariamente tiene que acabar con un balazo en esa fauna. Por el contario, puede constituir una anotación más en una libreta, hoja de cálculo o censo que contribuya a un mejor y más preciso conocimiento de su biología y por extensión que facilite su conservación y gestión. Sin duda, estas innovaciones tecnológicas así nos lo pueden facilitar. Si es que somos suficientemente afortunados de tener acceso a las mismas.

No hay comentarios: