sábado, 8 de abril de 2017

Una urraca es atropellada por la atracción Red Force de Ferrari Land en Port Aventura en su viaje inaugural

El 7.4.2017 se ha inaugurado la parte correspondiente al parque Ferrari en Port Aventura. Ferrari Land posee diferentes atracciones, la más espectacular tal vez de las cuales sea Red Force, según la web de la empresa el acelerador vertical más rápido y alto de Europa. El mismo dia 7.4. se he hecho viral por internet un video en el cual se ven dos personas disfrutando de dicha atracción cuando una de ellas, la de la izquierda de la imagen  colisiona con un ave que pasaba por allí. El video se ha hecho viral y se ha circulado por medios como whatsapp o youtube.

Los titulares de prensa, sin embargo, no han sido acertados respecto del papel de la atracción y la de la infortunada ave. Así como el pasajero que podría haber sufrido más daños y por suerte no ha sido así. Así la edición digital del Periódico de Catalunya titula 'Un pájaro impacta contra un hombre en Red Force, nueva atracción de PortAventura', pudiendo inducir a pensar que el único ánimo del pájaro era impactar, y morir, chocándose contra una persona. El ave es dada como paloma en el subtítulo: 'Tras el choque con la "paloma", y a pesar de haberse hecho sangre en la cara, ha seguido disfrutando de la montaña rusa de Ferrari Land como si nada.' La Vanguardia también clasifica el ave como paloma.



El hecho de que se implícitamente se desprenda del titular que es el ave de la que se abalanza contra los usuarios de una atracción y la incorrecta identificación del ejemplar motiva esta entrada de blog donde se analiza el video y se concuye que presuntamente es la atracción que atropella y mata el ave. Y que esta se trata de una urraca (Pica pica), córvido no protegido, y en ningún caso es una paloma. En cualquier caso una situación de riesgo para el usuario que tuvo suerte de no ser herido de más gravedad, sin que sea este el primer caso de choque con aves en montañas rusas o similares.

Videocapturas

Del video circulado por internet se desprenden las siguientes capturas, comentadas en los pies de foto.

Los dos pasajeros empiezan el recorrido. El de la izquierda recibirá el impacto. De momento están en posición horizontal
Aún en posición horizontal o a poca altura sobre el suelo se observa un trozo rojo de materia delante del individuo de la izquierda.Este trozo es presumiblemente un pedazo de carne de la urraca que aparece en la siguiente imagen y que ha sido presuntamente atropellada, y muerta, por la atracción.

El trozo de materia roja está a punto de impactar en el lado derecho de la cara del individuo de la izquierda, aún bastante paralelo al suelo, mientras aparece en escena una urraca (animal blanco y negro) por la parte izquierda de la imagen. El señor de la derecha no se da cuenta de nada de lo que sucede.
El primer trozo de materia ya ha impactado en la cara del individuo de la derecha, aún con el brazo levantado, mientras la urraca, que parece muerta, como fracturada, con las patas colgando, se le aproxima.
La urraca impacta y se deposita contra el cuello del señor de la izquierda. El impacto no es contra la cara como sí pasó con el trozo inicial. Se observa perfectamente la rectriz (pluma de la cola) de la urraca al lado y en diagonal, de la boca del señor. Nadie más se da cuenta de nada.
El señor de la izquierda se da cuenta que algo le ha impactado y empieza a palparse con dificultad. Su expresión ha cambiado y la atracción presumiblemente avanza a gran velocidad. Su compañero permanece igual que al principio.
La vagoneta ya está perpendicular al suelo y el señor de la izquierda toca y encuentra el ave. Se observa bien el patrón de las plumas de un ala de la urraca sobre el costado derecho del individuo y la cabeza de la misma, recostada sobre el hombro izquierdo del pasajero.

Aún más arriba, el señor de la izquierda (obsérvese la cara manchada de presumible sangre), detecta y observa el ave muerta. Su compañero sigue sin darse cuenta.

Al darse cuenta, con cara de susto o asco se desprende del cadáver de la urraca que aparta hacia su izquierda. La atracción aparentemente sigue ascendiendo.

Al soltar el ave, la urraca impacta contra el compañero impertérrito de la derecha. Obsérvese la expresión facial del pasajero de la izquierda de la imagen
Finalmente el ave sale desprendida (se la ve cayendo justo al costado superior derecho del pasajero de la derecha de la imagen, muerta dado que no presenta una postura de vuelo). La expresión del pasajero de la izquierda parece de asombro. El de la derecha no se ha enterado de nada.
En la parte culminal de a atracción el pasajero de la izquierda parece que le explica al otro, con cierta cara de sorpresa, lo que ha pasado.
Pero en la bajada de la atracción ambos siguen disfrutando de la misma como si no hubiese pasado nada.

Es una urraca

El ave atropellada es una urraca (Pica pica), [garsa en català, Magpie en inglés]. Se trata de un córvido de 44-46 cm de longitud, con una larga cola y de unos 200 a 250 gramos de peso. Con una población catalana de 206.000 a 286.000 individuos (véase el portal SIOC), la especie es frecuente en las comarcas litorales de Tarragona. El diseño de colores blanco y negro y la cola larga unido a su tamaño son diagnósticos y alejan cualquier opción de 'paloma' como señaló la prensa el dia del choque.

La urraca es abundante en la zona y efectua vuelos bajos entre zonas arboladas, raramente a medias o altidudes mayores, lo que explica que la colisión, según queda acreditado, se produzca en los momentos iniciales del recorrido, aún cerca del suelo y con la vagoneta en posición horizontal.

Mapa de abundancia de la Urraca en Catalunya (Fuente: Atles dels ocells nidificants 1999-2002)

Urraca (Pica pica). Fuente: © F Turmo / Blogs Xtec Ocells. La Garsa

No es el primer caso de choques en atracciones

Aunque el problema del bird-strike es de máxima seriedad y necesidad de actuación preventiva en el caso de aeropuertos, parecería que este accidente se trata de un hecho aislado o fortuito, producto de la poca habituación de las aves de la zona a la presencia de la atracción.

Aunque las urracas son aves inteligentes, y deberian habituarse a la atracción, cabe preguntarse si este hecho se puede llegar a repetir en una zona donde existen aves protegidas como el águila calzada (Aquila pennata) en invierno.  Una búsqueda rápida en internet ha producido dos casos más de choques en montañas rusas: la de un chico en Estados Unidos en la montaña rusa más alta del mundo y la de un modelo, Fabio, que chocó contra un ganso en 1999 en una atracción llamada Apollo's Chariot también en su viaje inaugural.

En cualquier caso celebrar que la persona que impactó con la urraca no sufriese mayores daños (un peso de 200 gramos a alta velocidad podría haber tenido otras consecuencias, pero al haber chocado al principio de la atracción tal vez no fuesen mayores para el humano, sí para el ave) y plantear la posibilidad de analizar y monitorizar el impacto, nunca mejor dicho, de instalaciones de este tipo en aves de su entorno, máxime cuando está instalada en una zona mediterránea, corredor migratorio, y atractiva para numerosas aves invernantes.

Y dejar claro es que el ave no impactó contra la atracción. Volaba por lo que era su territorio y fue desafortunadamente atropellada accidentalmente en el primer dia de funcionamiento de la atracción.