Las últimas de las Filipinas

¿Quiénes son las últimas de las Filipinas?

Comentando un libro de Ricard Gutiérrez
Tundra Ediciones, 2020





En alguna rara ocasión tienes la oportunidad de escribir y transmitir aquello que piensas y en lo que crees. Más allá de batallitas, que también, referencias a terceros o experiencias propias, se trata de convicciones sobre lo que pasa y debería de suceder en unos hábitats raros de por sí en el entorno mediterráneo, de fuerte sequía estival y lluvias torrenciales en otoño, en el que vivimos. En este libro, narración divulgativa dividida en capítulos lo intento. Como reza en la introducción, se trata de

‘...plasmar más o menos ordenadamente reflexiones que han aparecido los últimos años en foros y discusiones. Convicciones reafirmadas en charlas, powerpoints o posts digitales aquí y allá potenciadas por la sinérgica adopción de conocimientos de materias a las que he llegado gracias a saber adquirido, pero también a amistades o experiencias laborales que me han abierto la mente’

Hay un afán didáctico y un tono a veces desenfadado en este manual para descifrar los hábitats litorales mediterráneos de humedal, deltas, marismas, playas o costeros a través sobretodo de sus aves, pero también de sus hábitats y otros animales, plantas y vivencias.

Aiguamolls de l'Empordà, febrero de 2002. Algunas de las personas de la foto salen en el libro  © Ricard Gutiérrez


136 personas actuales o pasadas son citadas en la obra junto con 226 especies animales y vegetales referenciadas, que aparecen con su nombre científico en un glosario final.

A ver aves empiezas un día. En el libro se explica el primer día que conscientemente descubrimos una marisma litoral cercana a casa después de haber visitado los Aiguamolls de l’Empordà el día anterior. No era el primer día del autor en la costa, solo con 8 meses ya rondaba por el delta que lo vio nacer en una ciudad con apellido de río. Una playa, un faro, hoy día sepultado en medio de infraestructuras portuarias. 

Ver aves tampoco implica ser docto en ecología. Otro fenómeno, del que unos  cuantos de los citados fuimos partícipes, catalizó el entendimiento de las relaciones entre clima y aves, más tarde completado con otras reglas del juego, descritas en el capítulo dos del libro. Las aves no están donde están porqué si sino que responden a una serie de parámetros que conviene conocer para poder valorar con criterio. Y se apuntan temas para la reflexión que seguro suscitan reflexiones.


Farola del Llobregat y Montjuïc al fondo, Barcelona, mayo de 2020 © Ricard Gutiérrez



Opinar y gestionar es tomar partido. ¿Pero qué es una especie? ¿Y todas son iguales? ¿Por qué algunas son más frágiles que otras? La necesaria pedagogía nos revela algo que los que durante años sufrieron mis explicaciones el día de las aves o en las múltiples charlas dadas, y las que vendrán espero, igual recuerdan.

las especies propias de los humedales, y algunas marinas, deben de estar entre las más amenazadas, protegidas y valiosas. Solo vienen acompañadas en ese elenco de especies frágiles por otras de hábitats extremos, como son las zonas esteparias’.

También se trata el tema de los cambios taxonómicos e incluso alguna historia del porqué hoy día varían tan rápidamente los nombres científicos de las aves. Cosa que podría haber no pasado, por cierto.

Los capítulos 4 a 7 tratan de los ecosistemas litorales: deltas, albuferas y lagunas, marismas salobres, playas arenosas y acantilados así como la fauna vertebrada marina litoral.

El cómo alguna historia familiar viene relacionada con lo que un delta significa, la singularidad e historia de estos hábitats o lo que los ha hecho físicamente variar. A ellos y sus pobladores. Quien vive en ellos y que funciones tienen. O constatar sus problemas. Y alguna mala praxis.

Delta del Llobregat, 2003 © Ricard Gutiérrez


Curiosidades como la relación entre piratas, algún hipster televisivo, gin-tonics y marismas  halófilas, caballos, jardinería y ortofotomapas o películas musicales en  blanco y negro y limícolas nidificantes también figuran en estas páginas.

También reflexiones sobre nuestras playas y el uso que se hace de ellas, y de sus hábitats dunares, refugio de vegetación y fauna de roles más allá de los que fácilmente imaginamos.


‘Hay incluso ayuntamientos que disponen de concejal de playas. ¿Para cuándo uno de bosques o de marismas?’


Uno de los descubrimientos que espero esta obra tenga para naturalistas más interesados en la fauna es la valorización del entorno, de la gea, del suelo que pisamos, cargado de historia. En el capítulo dedicado al litoral rocoso reflexionamos sobre la singularidad, belleza y fragilidad de estos ambientes normalmente poco considerados y con nombres igual de raros que algunos términos zoológicos.

El último capítulo de los hábitats viene dedicado a las ‘aves marinas marrones y negras’, todas protegidas y amenazadas, con sus problemas y alguna solución, en un hábitat compartido con los mayores vertebrados de nuestra fauna, los cetáceos.



Illot de Benidorm, Alacant, agosto de 2002  © Ricard Gutiérrez


Chorlitejos, cigüeñuelas, zampullines, fumareles, cormoranes moñudos, pardelas o paíños son algunos de los artistas invitados en este recorrido por la naturaleza litoral mediterránea. 

Un epílogo descubre el porqué del nombre del libro, basado en hechos reales, para aquellas personas que no lo hayan deducido anteriormente.

 
Charadrius alexandrinus ♂, El Vendrell, Tarragona, mayo 2020 © Ricard Gutiérrez

Un ameno relato de 215 páginas que espero sirva para descubrir cómo funcionan, valorizas y sensibilizar sobre la necesidad de protección de estos hábitats y sus habitantes, de esos actores del teatro de la naturaleza litoral mediterránea en el que dependerá del público su futuro, que también es parte de nuestra historia vital.



a un precio de 18€ iva y gastos de envío incluidos 



Delta de l'Ebre, febrero 2018 © Ricard Gutiérrez


Ricard Gutiérrez, 30.5.2020

Comentarios

Entradas populares de este blog

Tarabilla diluida en Palencia en agosto de 2020