viernes, 24 de enero de 2014

'Éramos pocos y parió la rata' (una de especies invasoras)


No se trata del maestro mutante astilla (o Splinter o 'estellicó') de las tortugas Ninja ya de por sí de tamaño natural, pero casi le llega en tamaño. Una nueva especie exótica parece que empezaría a observarse en libertad en la costa mediterránea. Una impactante noticia de la cual daba cuenta el periódico Levante mostraba una rata de tamaño descomunal en Almassora, Comunidad Valenciana el verano de 2013. Este rodedor fue posteriormente identificado por la responsable del zoológico de Valencia Bioparc como rata gigante de Gambia Cricetomys gambianus (véase, sin embargo nota al pie).

El caso es que, según el periódico Levante, los vecinos de Almassora mencionaban en la zona a más de una rata de éstas. La especie gambiana es usada al parecer comunmente (y aunque cueste creerlo para mucha gente) como animal de compañía e incluso para detectar minas anti-persona en África. 

El hecho al parecer localizado (la especie no figura en el reciente  Real Decreto 630/2013, de 2 de agosto, por el que se regula el Catálogo español de especies exóticas invasoras, sucedió en verano de 2013. Pero acabamos de tener noticias de una nueva observación (captura, afortunadamente) de un ejemplar en el Delta de l'Ebre, Tarragona (foto abajo) entre finales de diciembre de 2013 y enero de 2014, cuya foto circula ya por internet.


Cricetomys gambianus. Delta de l'Ebre, Tarragona. Enero de 2014  [Hemos difuminado la cara del hombre para preservar su identidad]

La foto, estudiada por biólogos tanto de la Generalitat de Catalunya como de la Universidad de Barcelona muestra un ejemplar de rata presumiblemente de la especie gigante gambiana y de 1,5 a 2 kg de peso cuya característica de interés, colorido a banda, es la ámplia base de la cola, propia de la especie africana. Se está intentando localizar el cadaver del ejemplar para obtener muestras para su estudio y no había citas previas, ni posteriores, de esta especie en Catalunya. Se desconoce si se trata de un escape.

¿Qué hace una rata gigante en un blog de aves?

Las especies invasoras son un gran problema para las aves. Y en este blog hemos comentado el caso del visón americano y en general de cómo estas especies desequilibran el ecosistema, tanto natural como agrícola. En el Delta de l'Ebre confluyen varias especies invasoras que están causando muchos problemas a la agricultura y hábitats naturales (como el caracol manzana) pero también al río y su ecosistema (mejillón cebra, siluro, otros peces exóticos). Las personas también reciben los efectos directos de estas especies exóticas (por ejemplo, el mosquito tigre, cotorras en ciudades etc...) y la lista de exóticas sigue en aumento, siendo un problema de gran preocupación en el momento actual.

La zona del delta de l'Ebre, además, es un humedal de primera magnitud y solo faltaría que una rata de las dimensiones de la gambiana se sumase a todas las plagas que ya sufren arrozales y humedales. 

La base de datos global sobre especies invasoras cita las siguientes afectaciones, particularmente en Estados Unidos donde fue declarada plaga durante unos años:


  • Vector de enfermedades: Las ratas gigantes gambianas han sido asociadas a diferentes zoonosis potencialmente patogénicas (enfermedades que pueden ser pasadas a humanos) incluyendo leptospirosis, bartonelosis, tripanasomiasis y la viruela de los monos. De ésta última se infectaron 72 personas en Estados Unidos en 2003.
  • Reducción de la biodiversidad: Se ha descrito que en Florida, USA, amenazan diferentes especies endémicas de la zona como mamíferos de tamaño inferior o invertebrados. Además por su gran tamaño compiten con otras especies y no es de extrañar que predasen sobre alimento de aves pero también sobre nidos y pollos de éstas.
  • Agricultura: Las ratas gigantes de Gambia causan grandes pérdidas a las cosechas en África (ver referencias en el enlace de arriba) y se temió por su impacto en la agricultura norteamericana también.

Habrá que estar al caso de cualquier cita de roedor de gran tamaño. El coipú Myocastor coipus se adentra desde Francia en el norte de Catalunya. Hay mapaches campando por el centro de España y solo hace falta repasar el anexo del catálogo de especies invasoras para quedarse con los pelos de punta. 

Parece que gastamos cada dia más esfuerzos en erradicar especies alóctonas que casi en proteger las nuestras, cuyos presupuestos se ven migrados por el esfuerzo dedicado a intentar quitar 'de en medio' lo que nos ha llegado por negligencia de algunos, capricho de otros luego abandonado en la calle (como recientemente también se ha conocido también pasa con ex-mascotas cerdos vietnamitas) y que cada vez hay más y más casos de éstos. 

El doloroso video del pollo de albatros devorado por ratones 'normales' solo podría ser un anticipo de lo que podrian llegar a comerse roedores gigantes de éstos, omnívoros de por sí. Mientras tanto se va promocionando su uso como 'mascota exotica'. Habrá que seguir eventuales futuras citas y considerar rápidamente si permitir que estas especies peligrosas (sin el 'potencialmente', 72 casos de viruela del mono dan para calificarlas como peligrosas) puedan seguir siendo comercializadas y en último extremo llevadas a lugares de valiosísimo interés natural como ha pasado con el entorno de l'Albufera de Valencia y el Delta de l'Ebre.

A los amantes de las mascotas exóticas. Opino que si quereis ver una rata grande, viajad a su hábitat natural africano o bien seguid viendo dibujos de las tortugas ninja. Esa sí que no hacía daño.





Nota. Véase el comentario de Juan Manuel Pérez García a este post que indica que las observaciones de Castellón pueden ser erróneas y debidas a un efecto óptico de las fotografias publicadas en el diario Levante arriba mencionado.

3 comentarios:

JRandSue dijo...

That's one big Rat.

JuanMa Pérez-García dijo...

Hola Ricard,

Con respecto a la "rata" atrapada en Almassora, la foto circuló por wasap, internet e incluso por otros periódicos dónde se asegurába que había sido capturada en otras zonas de España, tambien en todos los sitios la foto se aderezaba con titulares apocalípticos. Finalmente parece que se trató de una broma, producto de un efecto visual de la foto. De hecho hay una foto sin recortar en la que se ve parte de la mano que sujeta el cepo. Por lo que se trataría de una Rattus norvegicus (rata de alcantarilla) y no de una Cricetomys.

Si bien es verdad, el caso que indicas cuadrá más con esta especie exótica. Pero aún así, habéis encontrado o examinado ya algún ejemplar en mano.

Un saludo

Juanma

Ricard Gutiérrez blogs dijo...

Hola Juanma. No conozco el caso y me remití a lo que aparece en la prensa. Sí que se ve la imagen algo deformada. En cuanto al tema más reciente no hay más información y no se ha podido recuperar el animal por lo que el objetivo de la nota es llamar la atención por si alguien ve un roedor grande, que se tenga presente la posibilidad que sea esa especie u otras,dado su impacto conocido en otros sitios. Más cuando sorprendentemente se tiene como animal de compañía esa especie por parte de gente.