jueves, 7 de agosto de 2008

Book review:Petrels night and day.IV:The Storm-petrels [Libros comentados: Petreles de noche y de día, y IV: los paíños]

Muchas veces dice la gente que una de las aves marinas que más quiere ver es el paiño. A diferencia de las pardelas, no se ven fácilmente desde la costa y, además, son de costumbres muy nocturnas. Si encima son de color negro… queda claro que serán difíciles de ver e identificar.

Poniendo énfasis en las vocalizaciones como instrumento de ‘comunicación nocturna’, no es de estrañar que las mayores ‘sorpresas’ vengan justamente en estos apartados. A parte de las revisiones de los fascinantes paiños pechialbos Pelagodroma marina con unas fotos increíbles y unos dibujos extremadamente útiles y que me ayudaron sobremanera al captar el jizz de la especie en mi reciente observación de dos de ellos a 9,5 millas náuticas de la costa de Tenerife, Canarias, el 28.7.2008, los capítulos de los Hydrobates y los Oceanodroma vienen ‘cargados’.


Ave marina interesada en la prensa? No, un Pelagodroma marina recogido en Tenerife el 4.8.2008 (Juan Antonio Lorenzo). La semana anterior observé dos entre Tenerife y La Gomera y dos más habían sido llevados a recuperación anteriormente.

Seabirds interested in tabloids? No, a White-faced Storm-Petrel taken into care at Tenerife, Canary Islands on 4th August (J.Antonio Lorenzo). The previous week I saw two between that island and La Gomera and two more had been taken into care the previous week.

Los que anillamos paiños sabemos que los Mediterráneos melitensis son más grandes que sus parientes atlánticos nominales. En mano la diferencia es notable, sobre todo en ala. Añadiría que nuestros mediterráneos, con un sol de justicia buena parte del año, aparecen algo más gastados que los atlánticos en la misma época (comparación aves del NE Ibérico con canarias). Pero es que sus vocalizaciones son también diferentes. Si en estudios genéticos recientes quedaba clara la validez del taxon melitensis cuanto menos a nivel subespecífico, los autores proponen una justificada elevación al rango de especie para el paíño mediterráneo Hydrobates melitensis. Las aventuras de los autores por Malta y las costas atlánticas amenizan la explicación de los sonogramas, necesarios para entender dichas diferencias. Será cuestión de ver si, igual que ahora entraban al reclamo de pelagicus, al cambiar nuestro reclamo al de melitensis capturamos más aves para el anillamiento científico…


Paiño Mediterráneo Hydrobates (pelagicus) melitensis, euring 5 . Islas Medes, Girona. Junio 2008 (Ricard Gutiérrez)

Mediterranean Storm-Petrel Hydrobates (pelagicus) melitensis, 1st summer. Medes Islands, Girona. June 2008 (R.Gutiérrez)


Si acabamos un capítulo con un paíño más de los que teníamos, el paíño de Madeira se divide en cuatro. Poca broma. En este caso las diferencias vocales parecen aún más claras. Así como las de fenología de cría. En ese sentido este libro parece el punto de partida para futuras investigaciones después de la apertura de la caja de Pandora de los paiños. De ‘paiños de Madeira’ pasamos a tener uno en Azores (Monteiro’s Storm-Petrel, sin nombre científico aún, en prensa); otro en Cabo Verde (Oceanodroma jabejabe) y dos en el resto de zonas: una en verano (Oceanodroma castro) y otra, la que cría en invierno –la más abundante en Canarias por ejemplo- que, a falta de nombre científico, se la bautiza como Paíño de Grant, en honor al pionero autor del libro Gulls entre otros. Los sonogramas son vitales para enterarse bien de este complejo, nunca mejor dicho. Pero los dibujos de Killian Mullarney ayudan mucho y, ciertamente, un Oceanodroma castro que observé el 26.7.2008 a unas 3 millas náuticas de Tenerife tenía las características del que se le denominaba Castro y no del Grant’s.

El libro acaba con el exotismo de la revisión de otra ave mítica: el paíño de Swinhoe, del que en España hay un par de citas. Ojo sin embargo con paiños todos negros, que los de Leach a veces también pueden presentar la cola totalmente negra…

A lo largo de estas cuatro entregas hemos revisado uno de los mejores libros del año sin duda, tanto por su amenidad, como por el interés. Y por la necesidad de conocer esos criterios que permitan separar los taxones propuestos. Vale la pena. Estas aves negras y nocturnas, cuantas más herramientas tengamos para identificarlas y conocerlas mejor. Este libro, sin duda, es como la luz que nos permitirá acercarnos a ellas algo mejor. Palabra del que lo acaba de testar en Canarias estos días. Y de disfrutar como un enano del canto de las pardelas ‘traducido’ por el libro.


Book review:Petrels night and day.IV:The Storm-petrels This is the 4th and last part of the extensive review of the Petrels book carried out in this blog. The Storm-petrels part gives many interesting surprises. The chapter dealing with White-faced Storm-Petrel contains fascinating informations and excellent photos and drawings. Some of these, depicting the jizz, proved perfect when I faced with my 1st encounter with the species, two birds, 9,5 nm off Tenerife, Canary Islands, on 28.7.2008. The Storm-Petrel Hydrobates we formerly knew is splitted into two species, the Atlantic pelagicus and the Mediterranean melitensis. Vocalization differences are explained, supporting already known differences in size, morphometrics and genetics. But the ‘former’ Madeiran Storm-Petrel splits into four, with two endemics from Azores (Monteiro’s) and Cape Verde (Cape Verde’s) and two sharing grounds around the Atlantic in summer (Madeiran) and winter (Grant’s Storm Petrel). Some of those yet without scientific names, their vocalizations (and behaviour) certainly proofs different. The book ends with the review of the rare Swinhoe’s Storm Petrel.

This book is not only worth reading but also experiencing it. With these dark and mostly nocturnal birds the larger amount of tools we can have to better know them the better. Thoroughly recommended.

No hay comentarios: