martes, 6 de noviembre de 2007

Quebrantahuesos murcianos

Una noticia difundida en la lista Avesforum nos descubre la presencia nidificante del Quebrantahuesos Gypaetus barbatus en la provincia de Murcia, concretamente en Sierra Espuña hace tan solo unos 50 años (no hace tanto, ya existia SEO/BirdLife!). La nota de prensa difundida por Fundación Gypaetus se hace eco de este descubrimiento. Actualmente esta especie se ha visto ocasionalmente incluso en la provincia de Cádiz, si bien la presencia reproductora, de momento, sigue restringida a los Pirineos


Un Quebrantahuesos en el Pirineo Aragonés en 2005 (Ricard Gutiérrez)
A Lammergeier in the Aragon Pyrenees in 2005 (Ricard Gutiérrez)

'Un grupo de investigadores murcianos y técnicos de la Fundación Gypaetus, descubren el primer nido de quebrantahuesos en la Región de Murcia. El nido se encuentra en el Parque Regional de Sierra Espuña y tiene una antigüedad de al menos 50 años.

La desaparición del quebrantahuesos en Murcia se produjo aproximadamente a mediados del siglo XX, siendo la persecución humana (disparos, venenos, etc.) la principal causa de su extinción en todo el sur de la península ibérica. Gracias a los trabajos que realizó en los años 80 el investigador Miguel Ángel Sánchez, se obtuvieron algunas referencias de la presencia de la especie y su posible nidificación en Sierra Espuña. Así, en una de sus entrevistas, un pastor de la localidad de Mula le aportó un dato que, 50 años después, ha conducido al hallazgo del primer nido conocido de quebrantahuesos en la Región de Murcia.
La Fundación Gypaetus, es beneficiaria de un proyecto LIFE para la reintroducción del quebrantahuesos en Andalucía del que son socios la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, la Federación Andaluza de Caza y la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos de Andalucía. El objetivo del proyecto es conseguir una población estable, e independiente del hombre, en todo el sur peninsular. Los amplios movimientos que los quebrantahuesos liberados en Andalucía pueden realizar durante la fase de dispersión o una vez establecidos en un territorio, unido a la proximidad de determinadas sierras murcianas, ha provocado que la Fundación Gypaetus haya llevado a cabo los estudios sobre la viabilidad de la región murciana para el quebrantahuesos.

En este marco de colaboración con la administración regional, varios investigadores vinculados al Parque Regional de Sierra Espuña, los agentes medioambientales y los técnicos de la Fundación Gypaetus, organizaron el pasado día 11 de octubre el descenso al posible nido de quebrantahuesos situado en el Parque Regional de Sierra Espuña, con el objetivo de verificar su pertenencia en el pasado a una pareja de esta especie amenazada.

En el nido de Sierra Espuña se han encontrado varios huesos y dientes de ganado, y cerca de 20 excrementos de la especie, por lo que ya no hay duda de que el quebrantahuesos vivió en Sierra Espuña hasta hace aproximadamente 50 o 60 años. Debido a que su dieta se basa principalmente en huesos, sus deposiciones están compuestas de carbonato cálcico (se llaman coloquialmente tizas ), y pueden perdurar durante décadas al abrigo de las cuevas donde se construyen los nidos. También se recogieron cáscaras de huevos y parte de una pluma, que podrán servir para una caracterizació
n genética de los antiguos quebrantahuesos murcianos. Además, el nido contenía más de una decena de cuerdas de esparto trenzado, una honda, una esparteña y retales de ropa. Se trata de otros indicios de su presencia, ya que los adultos los recogían del campo para tapizar sus nidos.

Este descubrimiento está dedicado a la memoria de Miguel Ángel Sánchez, investigador murciano que con su trabajo y esfuerzo abrió el camino que ahora andamos, y que soñamos nos lleve a un futuro con el quebrantahuesos en nuestros montes. Fuente: Fundación Gypaetus'


ABSTRACT: 50-year old Lammergeier nest found at Murcia region. The Gypaetus foundation explains in this note from the Avesforum list the finding of an at least 50-year old nest of Lammergeier in the Murcia region, well south of its current Pyrenean range. Thanks to an old shepherd of the area, the nest was located at Sierra Espuña Regional Park. Once examined thanks to climbers aid, remains which included an old feather, bones, excrements and part of an egg were collected for further DNA characterization. This finding adds further light to the past distribution of the species in Spain, now confined only to the Pyrenees but with an ongoing reintroduction scheme in Andalusia.

No hay comentarios: