martes, 8 de abril de 2014

Larus michahellis 'lusitanius' en el Mediterráneo

El 16.3.2014 se observó un ejemplar de 1w de Larus michahellis de la forma atlántica lusitanius en la orilla del río Llobregat, en el término municipal de El Prat de Llobregat, Barcelona (UTM: 425897.32 E 4574746.04 N, huso 31T), dentro de lo que geológicamente se conoce como el Delta del Llobregat.

El ejemplar portaba una anilla de PVC roja con letras que de lejos aparecian amarillentas pero que en realidad debian ser blancas. La inscripción 2J2G puso la pista sobre el origen atlántico del ave, dado que a parte de un tamaño ligeramente inferior y unos tonos algo más oscuros, casi de 1w fuscus,  que llamaban la atención (como pasó con este ejemplar de lusitanius en La Mancha), su aspecto no destacaba mucho  entre los jóvenes de michahellis y fuscus observados en la zona.

La guía de anillas de Larus michahellis del blog gaviotas y anillas señalaba el ave como procedente de Euskadi. Puestos en contacto con Alfredo Herrero, de Aranzadi, confirma los datos de anillamiento del ave:

  • Anilla H33823. Anillada el 22.6.2013 como pollo (Euring 1) en Ulia, Donostia/San Sebastián, Gipuzkoa (43º20'N, 1º57'W).

Recuperación de Larus michahellis lusitanius, a 413 km del lugar de anillamiento

De acuerdo con Alfredo Herrero la presente es la séptima cita de lusitanius en el Mediterráneo, y la primera en Barcelona, siendo las anteriores:




Igual que se conoce un movimiento de michahellis mediterráneas hacia el Atlántico (por ejemplo este caso de ida y vuelta mencionado en este blog), el esquema de anillamiento de Euskadi está produciendo datos 'en sentido inverso'. Parece sin embargo que el reto es encontrar y distinguir un ejemplar sin anillar en las costas mediterráneas, algo que realmente parece misión imposible habiéndolo atribuido hasta la fecha a la variabilidad individual de las gaviotas patiamarillas, y casi las fuscus también, en el Mediterráneo así como las dificultades de identificación. Pero, a la luz de estas citas, está claro que no todas las michahellis que observamos son locales o del entorno próximo. Vale la pena prestar atención pués a las anillas de colores. Pueden dar interesantes observaciones como la presente.